Refugiados

Derechos de refugiados

Los refugiados tienen los mismos derechos que los extranjeros residentes legales, incluyendo el acceso al empleo remunerado, a trabajar por cuenta propia, y a los servicios como la educación y la seguridad social. Así mismo deben gozar de los derechos a no ser discriminado, a la libertad de asociación y a la libertad de movimiento.

Acceso a la salud : Los solicitantes de reconocimiento de la condición de refugiado o asilados ante el Estado colombiano podrán acceder al sistema de salud público con el salvoconducto de permanencia (SC-2) como cotizantes o como afiliados al régimen subsidiado.

El Principio de la Unidad de la Familia : Una vez otorgada la condición de refugiado, quien ha sido reconocido como tal, podrá presentar solicitud para que dicha condición se extienda a:

1. El cónyuge o compañero(a) permanente.
2. Los hijos menores de edad.
3. Los hijos mayores de edad hasta los 25 años, que dependan económicamente del refugiado.
4. Los hijos en condiciones de discapacidad de acuerdo con los preceptos de la legislación colombiana.
5. Los hijos del cónyuge o compañero(a) permanente, que se encuentren en las situaciones definidas en los numerales 2, 3 y 4 del presente artículo.

Es posible que le soliciten pruebas de las relaciones familiares, económicas o de convivencia con las personas de su grupo familiar, por lo que le podrán pedir: una declaración juramentada, testimonios de otras personas, entre otros documentos.

http://portal.gestiondelriesgo.gov.co/RAMV/SitePages/inicio.aspx

Educación: Los NNA refugiados tienen garantizado el acceso a la Educación Pública. El proceso de matrícula es absolutamente gratuito. Todos tienen el mismo derecho. Pueden ser beneficiarios de transporte gratuito y Programa de Alimentación Escolar (PAE).

Obligaciones de refugiados

  • Todo refugiado tiene, respecto del país donde se encuentra, deberes que, en especial, entrañan la obligación de acatar sus leyes y reglamentos, así como medidas adoptadas para el mantenimiento del orden público. Esto incluye respetar a las personas, entidades, organismos públicos y privados.